Rafael Alberti

AMARANTA

 Poema siguiente


... calzó de viento ...

GÓNGORA

Rubios, pulidos senos de Amaranta,
por una lengua de lebrel limados.
Pórticos de limones, desviados
por el canal que asciende a tu garganta.

Rojo, un puente de rizos se adelanta
e incendia tus marfiles ondulados.
Muerde, heridor, tus dientes desangrados,
y corvo, en vilo, al viento te levanta.

La soledad, dormida en la espesura,
calza su pie de céfiro y desciende
del olmo alto al mar de la llanura.

Su cuerpo en sombra, oscuro, se le enciende,
y gladiadora, como un ascua impura,
entre Amaranta y su amador se tiende.

Poema siguiente 

 Volver a
Rafael Alberti

Comentarios2

  • madrileño


    ESTUPENDO
  •  
    GATO TOTÓ Quedo anonadada ante tal arte y creación.

    TOTÓ.
  • Debes estar registrado para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.