Antonio Machado

Proverbios y cantares III

 Poema siguiente



A quien nos justifica nuestra desconfianza
llamamos enemigo, ladrón de una esperanza.
Jamás perdona el necio si ve la nuez vacía
que dio a cascar al diente de la sabiduría.

Poema siguiente 

 Volver a
Antonio Machado