Amado Nervo

Perlas negras VI

 Poema siguiente



Rindióme al fin el batallar continuo
de la vida social; en la contienda,
envidiaba la dicha del beduino
que mora en libertad bajo su tienda.

Hui del mundo a mi dolor extraño,
llevaba el corazón triste y enfermo,
y busqué, como Pablo el Ermitaño,
la inalterable soledad del yermo.

Allí moro, allí canto, de la vista
del hombre huyendo, para el goce muerto,
y bien puedo decir como el Bautista:
¡Soy la voz del que clama en el desierto!

Poema siguiente 

 Volver a
Amado Nervo

Comentarios9

  • alan cl la verdad esta muy chido este poema de nerdo se los recomiendo leanlo
  • CELE EN VERDAD ESTA SUPER BUENO ACABO DE PERDER UN GRAN AMOR Y
  • la chaparra los poemas son muy bonitos pero deverian tener poemas ke llegen al corazon
  • miranda lindo poema
  • Mabel Muy lindo poema, acabó d perder a un amor d mi vida
  • El triste Que todo esposible si hay esperanza
  •  
    CAR-MAR CREO QUE AMADO NERVO ESCRIBE BIEN,ESTE POEMA LO CONFIRMA.
  •  
    isapoema Adoro esa voz, admiro esa voz, esta voz de ese desierto.
  •  
    Graciano Chacon Siempre lo he visto como un maestro de la poesia
  • Debes estar registrado para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.