Norah Lange

Por aquel brazo...

 Poema siguiente

Por aquel brazo
                    por el cual desciendes
                                        llegarás a la mano.
¡La mano abierta
                    enseñándote a amar!

Poema siguiente 

 Volver a
Norah Lange