Miguel Antonio Jiménez

Desolación

 Poema siguiente

A Frank Martínez
en la plenitud del grito.

Abatida hasta el polvo está mi alma
Salmos 119....25





Y agotado y rendido y casi muerto
abandonado en la sal de mi ser
tomo esta letra viva
tomo este verso así
como el hielo de vidrio que simula la sangre
cortando como el frío semejanzas del odio
como una queja lenta que hace metal la forma
y roto y tendido y abollado
en las rancias colinas del insomnio
como una sombra colgado de la noche
repito la plegaria que me conversa Dios
por la silueta fértil que hace piedad la llama
por la máquina misma que se queda en los sueños
y trabaja en detalles la posible quimera
en la agónica página que tala voluntades
como un gotero eterno que suspende su canto
para oír el delirio de un poeta que late
en esta orilla sorda
donde rueda mi grito
en un oscuro tiempo
en una llaga oída que la nada escudriña
en esta noche muerta que se clava en mi ánimo
como una repetida soledad de universo
cuando tú te derrumbas en el resto del tiempo.

Poema siguiente 

 Volver a
Miguel Antonio Jiménez

Comentarios3

  •  
    yosoyelquesoysiempre El poeta libra una gran batalla en la cual se dan cita elementos sobrenaturales, sublimes, y también está presente la parca, claro, no habría de faltar. Es el enfrentamiento entre lo sagrado y lo profano, para terminar dando el parte de victoria sobre el timpo.
  •  
    Rafael Merida Cruz-Lascano Emanan sus versos una hermosa jaculatoria.

    Felicitaciones.
  •  
    felipe gonzalez mer Es triste sentirse vacío,
    perdidas las ilusiones,
    sin mirar salida alguna,
    en un mundo de presiones,
    dentro remolino de laguna...
  • Debes estar registrado para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.