Matilde Alba Swann

Ofrenda

 Poema siguiente

Te ofrezco la serena
languidez de mi pena,
la tristeza que acaso
no di a nadie a mi paso.
El supremo pecado
En virtud sublimado.
Agua clara en el jarro
que es mi cuerpo de barro
un ciclón hecho brisa
por tu sola sonrisa.


(Canción y grito, 1955)

Poema siguiente 

 Volver a
Matilde Alba Swann