María Cristina Azcona

Oración del cartonero

 Poema siguiente

Señor que sin desprecio me miraste
El día que encontré una cruz de acero,
A Ti no te repugna un cartonero
Si hasta a los pecadores Tú salvaste.

Jesús, te juraría que me hablaste
Y no me digas que no soy sincero.
De mi pobreza nunca te burlaste.
Sólo dijiste bajo “Yo te quiero”.

Que a tu Santa María Madre quiero
Que le encargues para mí un recado.
Que si de pronto sin querer me muero

Después de por ahí... haber pecado,
En la gran puerta del infierno, espero...
Que nunca te separes de mi lado.

Ver métrica Poema siguiente 

 Volver a María Cristina Azcona

En YouTube

A veces, de Nicolás Guillén