Margarito Cuéllar

Vida de los animales y las plantas

 Poema siguiente

La luz es importante para la respiración de los peces y la movilidad de las
          esporas.
El sabor de la sandía es rojo.
El sueño del mar es verde.
Un vaquero juega con una vaca pinta en la sala de su casa.
Una mujer desnuda, a cualquier hora del sueño, es un peligro para el tráfico.
Gonzalo Rojas piensa en Monterrey.
El río suena: la fórmula del vidrio es inversamente proporcional a la vida de
          los peces y al destello de las esporas.
La textura de una mata de pelo aparece en la lente del microscopio como una
          bugambilia imaginada por el sol.
La mixtura de tu piel es necesaria para la respiración de las plantas.
Yo soy una planta.

Poema siguiente 

 Volver a
Margarito Cuéllar