Manuel Machado

CASTILLA

 Poema siguiente


A Manuel Reina. Gran poeta

El ciego sol se estrella
en las duras aristas de las armas,
llaga de luz los petos y espaldares
y flamea en las puntas de las lanzas.

El ciego sol, la sed y la fatiga.
Por la terrible estepa castellana,
al destierro, con doce de los suyos,
—polvo, sudor y hierro— el Cid cabalga.

Cerrado está el mesón a piedra y lodo...
Nadie responde. Al pomo de la espada
y al cuento de las picas, el postigo
va a ceder... ¡Quema el sol, el aire abrasa!

A los terribles golpes,
de eco ronco, una voz pura, de plata
y de cristal, responde... Hay una niña
muy débil y muy blanca,
en el umbral. Es toda
ojos azules; y en los ojos, lágrimas.
Oro pálido nimba
su carita curiosa y asustada.

«¡Buen Cid! Pasad... El rey nos dará muerte,
arruinará la casa
y sembrará de sal el pobre campo
que mi padre trabaja...
Idos. El Cielo os colme de venturas...
En nuestro mal, ioh Cid!, no ganáis nada».

Calla la niña y llora sin gemido...
Un sollozo infantil cruza la escuadra
de feroces guerreros,
y una voz inflexible grita: «¡En marcha!»

El ciego sol, la sed y la fatiga.
Por la terrible estepa castellana,
al destierro, con doce de los suyos
—polvo, sudor y hierro—, el Cid cabalga.

Ver métrica Poema siguiente 

 Volver a Manuel Machado

En YouTube

Hagamos un trato, de Mario Benedetti



Suscribirse:

Comentarios6

  •  
    mayrah1304 MARAVILLOSA OBRA POÉTICA, GRACIAS.
  •  
    Elsy Alpire Vaca Excelente poema, amigo, felicitaciones y muchas gracias.
  •  
    Rafael Merida Cruz-Lascano Hermoso poema Épico. Inolvidables letras.

    Gracia.
  •  
    Pruden ¡Cuántos recuerdos de la infancia, de la escuela; memorizando este poema de Machado! Qué dura, y no por ello menos bella, aquella escena: -polvo, sudor y hierro-, el Cid cabalga!!
  •  
    felipe gonzalez mer El apellido Machado es para la posteridad. El Cid siempre ha sido fuente de inspiración
  •  
    GRODRIGUEZ El respeto a los HEROES no se cuantifica; el poema reside en mi alma desde que lo lei de muy joven; y ha estado a mi lado en los campos de castigo, o donde quiera que la injusticia se ha cebado en mi.
  • Debes estar registrado para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.