Lilian Serpas

Arbol del Bálsamo

 Poema siguiente

A ti vuelvo y en ti buscando aliento;
-Isla del sol- o de mí noche de estrellas,
si heridas me restañas y alma sellas
es techo y heredad, tu sentimiento.

Un átomo de amor en las centellas,
o la virtud más dulce, yo presiento:
diosecillo de luz, mi pensamiento
en ti árbol grabó, sus tiernas huellas.

Te leo entre anaqueles de la Historia
-y aquella bronca paria- en la memoria
en la corteza afirma una exicstencia.

de los mutables ciclos por escalas
que un dios y el tiempo entre sus verdes galas,
¡dio el palpitante origen de su Ciencia...!

Poema siguiente 

 Volver a
Lilian Serpas