Julio Iraheta Santos

La mesa está lista

 Poema siguiente



No definas el cristal del horizonte
No la pecera del inmenso mar
Mejor confiesa el ojo que nos mira
desde cualquier lugar del universo
Es mejor sacar el fuego de la entraña
con que comienza siempre una palabra
Hay que llenar los cálices
y no dejar nada vacío en el desierto
El huerto llegará con su árbol de la vida
y la serpiente sólo será un par de sandalias
para cuidarte los pies de las espinas
No hay que definir nada
y hay que huir de los conceptos
que se vuelven veneno en la comida
en el mejor festejo de los dioses
y hay que tomar el arco iris
para tocar una canción
que haga llorar a Dios
La mesa está lista
No le falta nada
Ya pueden entrar los invitados.

Ver métrica Poema siguiente 

 Volver a Julio Iraheta Santos

En YouTube

2 poemas de Rosa Chacel