Juana Rosa Pita

Memoria de un fuerte

 Poema siguiente

                                                  A mis hijos, que me vieron nacer






En Margarita está linda la mar:
la muchacha que fui se lo decía
al viento acariciante de Juangriego
(insinuaba crepúsculo)
reclinada en el cañón del fuerte
ajena a las piratas palabras
y al cerco de los sueños
Hamacas prometiéndose a una nube
pescadores besados de nostalgia
y algo de Botticelli allá en lo alto
Cuánto tiempo aún precisaría
para leerle al mar
apenas una voz intraducible:
hilo de oro que enlazaba las sales
de mar a corazón
haciéndole un collar a la esperanza





de Cronicas del Caribe (1983)

Poema siguiente 

 Volver a
Juana Rosa Pita