Juana Rosa Pita

Infancia del Pan nuestro (43)

 Poema siguiente

Para que viva y dé mi vida al mundo
mi Madre y su custodio están de exilio.
¿Y no estoy yo también como escondido
de aquel fulgor natal?

Dice mi Madre que a menudo extraña
su pueblo y las palabras de su gente.
Pero eso no es exilio
porque soy su país, su fundamento.

Poema siguiente 

 Volver a
Juana Rosa Pita