Juan Carlos Suñén

Hasta el sólido banco...

 Poema siguiente

Hasta el sólido banco de la paciencia los días
pasarán sus arrojos, y sus acatos las noches.
Sobre el último ay caerá el escombro del tiempo
y aún bailarás descalza entre mis huesos pelados.

Poema siguiente 

 Volver a
Juan Carlos Suñén