Jorge Debravo

DIGO

 Poema siguiente


El hombre no ha nacido
para tener las manos
amarradas al poste de los rezos.

Dios no quiere rodillas humilladas
en los templos,
sino piernas de fuego galopando,
manos acariciando las entrañas del hierro,
mentes pariendo brasas,
labios haciendo besos.

Digo que yo trabajo,
vivo, pienso,
y que esto que yo hago es un buen rezo,
que a Dios le gusta mucho
y respondo por ello.

Y digo que el amor
es el mejor sacramento,
que os amo, que amo
y que no tengo sitio en el infierno.

Poema siguiente 

 Volver a
Jorge Debravo

Comentarios5

  • juan y es lo mas chevere
  • ANGEL ES EL POEMA MÁS AGUERRIDO QUE HE VISTO... MUY BUENO PARA LOS QUE DE REPENTE NOS SENTIMOS CULPABLES...
  • Diana Es simplemente bello, describe lo que Dios como padre espera de sus hijos.
  •  
    Antoniocas Vayan versos poderosos y transparentes. Como disfruto la creación de uno de nuestros mentores en la poesía costarricense. Vocablos directos,revolucionarios y transformadores.
  •  
    Laplumaescribiente Que buen poema lo disfruto cada vez que lo leo
  • Debes estar registrado para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.