Ibn Sara As-Santarini

La berenjena

 Poema siguiente

Redonda y agradable al gusto,
agua abundante la alimenta
en todos los jardines;
y tal como el peciolo la sustenta
parece el corazón de una oveja
en las garras de un águila.



(Recopilación y traducción de Teresa Garulo, Universidad Complutense de Madrid)

Poema siguiente 

 Volver a
Ibn Sara As-Santarini