Guillermo Carnero

Cenicienta

 Poema siguiente

Esta dama ironiza
en las implicaciones de su beso.
Huella el patio de armas con el Príncipe Azul,
y al ingeniar fruición
lo escuchamos croar en su inquieto regazo.
Y si ella es portadora del hechizo,
¿dónde hallar escarpín para su zarpa?

Poema siguiente 

 Volver a
Guillermo Carnero