Galvarino Plaza

Poemas eromáticos / II parte (II)

 Poema siguiente

Toda tu presencia / insoslayables cielos vacíos / hondo vuelo
del grito alejándose de sus deslumbradas escamas / Tu cuerpo
se curva en-
Volviendo al cerrado diálogo entre dos sombras:
quemados filos lentamente nudo, insospechado ruido que pre-
Cede al derrumbe / Añorada víspera:
('una de las divisiones
que para el día establecieron los romanos, y que correspon-
día al crepúsculo de la tarde')
sin frutos ni alejado dulce sitio,
zarpazo, último y sin vuelta de la tuerca que el llanto ahoga.

Poema siguiente 

 Volver a
Galvarino Plaza