Elena Andrés

El arlequín de Picasso

 Poema siguiente

La ternura
de carne azul. Los ojos
dos gotas del Vacío,
concretas, implorantes
que cayeron,
vivieron en un rostro y se quedaron.

Aureola malva de tristeza tierna,
el desamparo añil.
Arriba hay una estrella plativerde
que se diluye entre la brisa dura,
violácea y táctil
de la compasión.
La estrella se diluye, mientras, alguien
se queda inmóvil, para siempre inmóvil
con gesto congelado.
No se atrevió por nunca
a salir a la danza,
preparado,
se heló el gesto: mira al absoluto.
Forman ángulo obtuso sus dos brazos.

Planas las manos sosas, una al viento
deja flotar maciza, mansa, mansa...
y la otra cae entera,
mas en lance
de cortés timidez torpe recoge
con el denso pulgar la Indecisión,
que es un bonete pardo, casi negro.
La mano iba a caer,
mas se suspende
en un incierto instante...
En su boca se anida en suave trazo
la tristeza soñada
en un extraño trance de prevenida.
¡Ay, su rostro alargado
sin máscara ni arranque,
sólo una bondad-pena!

Arlequín, hijo mío,
hijo mío el más querido.
El que no quise yo jamás tener.
Detrás de las cortinas de Infinito
te adivino y te quiero.
No lo sabes tú bien con qué coraje
te quiero, con qué brío.
Y te mando mis lágrimas de noche.
En alguna alta noche de elegida
rajo en vislumbres el techo, que oprime
de gravedad telúrica
mi pecho y te entreveo;
mis ojos llameantes
pegados a sutiles cerraduras
de puertas-cielos...
A veces logro verte.
Y hasta veo una gota
de estrella derretida,
que corre hacia tu boca dulcemente
y mi orgullo de madre se ilumina.
Hijo mío, el más querido,
el que no quise yo jamás tener.
¡Indefenso!, por siempre
escóndete, por siempre
entre las brumas de algún Infinito.

Bueno. ¡Hijo mío,
hasta cualquier noche!
Hasta la última noche,
que vendrás a buscarme de puntillas,
para no herir del todo
mi última soledad, yo bien conozco
el arrebato de tu delicadeza.

Poema siguiente 

 Volver a
Elena Andrés

Comentarios2

  •  
    Rafael Merida Cruz-Lascano Es un placer la lectura de este hermoso poema.

    Rafael.-
  •  
    felipe gonzalez mer Simplemente ¡ BELLO !
    En lenguaje figurado expresa mucho,
    intentando esconderlo todo...
  • Debes estar registrado para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.