Eduardo Langagne

La mesa del escribano

 Poema siguiente

“No soy un escritor,
soy un escritorio”,
habría trazado Pessoa
con un íntimo ritmo marítimo
en el papel amarillento como un mapa
sobre la mesa hostil
donde escribía
las cartas comerciales
de su supervivencia.

Y Álvaro de Campos habría pensado:
“no soy una persona,
soy un personaje”,
mientras Fernando escribía
en su escritorio múltiple
las voces más expresivas del convulso Siglo.

“No soy un viaje,
soy un viajero”,
habría dicho Ricardo Reis
cuando marchábase al Brasil
con su Fernando Pessoa en el corazón
para perderse
en un continente de rostros misteriosos,
aparentes y vagos.

Y Caeiro, el maestro,
habría reflexionado:
“no soy auténtico,
soy idéntico”,
en su afán de diluirse
en la naturaleza
mientras Fernando abría los sobres mercantiles
y preparaba respuestas lógicas, triviales.

Pero en la mesa comercial del escribano,
mientras un barco de carga sorteando la tormenta
traía su salario
para el oporto y la tinta,
aparecían más nombres de hombres verdaderos.
“No soy este instante”, habría escrito
Pessoa,
“soy el tiempo”.

Poema siguiente 

 Volver a
Eduardo Langagne

Comentarios1

  •  
    Rafael Merida Cruz-Lascano Que precioso monólogo nos deja aquí...!!! Me ha encantado entrar en este recinto de letras.. muy bonito pensamiento expresado con tinta del alma. Pessoa, nos legó muchas frases, maravillosas.

    Rafael.-
  • Debes estar registrado para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.