David Moya Posas

Si todo nace, crece y envejece...

 Poema siguiente

Si todo nace, crece y envejece
y todo muere al completar su día 
y el mismo fuego acaba en agonía
y la pasión en la frialdad perece. 

Si nada en esta vida permanece
y nada escapa de su cesantía 
si la palabra misma desafía
en vano el tiempo donde desaparece. 

En tus ojos no ha muerto el desapego
de la primera cita iluminada 
por una hoguera de incesante fuego. 

De allí que a la tiniebla y a la nada
para su burla y su desasosiego 
siendo de un sueño basta una mirada. 

Poema siguiente 

 Volver a
David Moya Posas