Carolina Escobar Sarti

Caníbales de Dios

 Poema siguiente


En la Primera Comunión de Sebastián


El cuerpo y la sangre de Cristo
Amén.

Buscando la vida eterna
empiezan por saborear
el cuerpo de Cristo
y terminan
comiéndose los unos
a los otros
sin la menor piedad.

Antropógagos de Dios
lo poseen
ventrílocuos de Dios
usurpan su palabra
bufones de Dios
se rien en su cara.

Con un hambre feroz
despedazan
su cuerpo a mordidas
y lo saborean
hasta llenar
su más putrefacta
entraña.

Lo degluten
hinchan las venas
con su sangre
viven de su cuerpo
del cuerpo de Cristo
que dicen que somos
todos.
Amén.

Poema siguiente 

 Volver a
Carolina Escobar Sarti

Comentarios2

  •  
    felipe gonzalez mer Un poema muy fuerte
    pero no se puede generalizar,
    muchos lo pueden despenalizar
    aunque llegue la muerte.
  •  
    Rafael Merida Cruz-Lascano Gracias, Carolina Escobar Sarti. Por compartir tan valiosas letras con nosotros, gracias sinceras.
    Saludos desde Guatemale, en Centro América.

    Rafael.
  • Debes estar registrado para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.