Carlos Castro Saavedra

Callémonos un rato

 Poema siguiente


Hemos hablado mucho, compatriotas,
¿porqué no nos callamos
para que la palabra se maduren
en medio del silencio
y se vuelvan arroz,
cajas de pino, escobas,
duraznos y manteles?
Hacemos mucho ruido
y repetimos la palabra muerte
hasta que la matamos.
Decimos mucho corazón
y gastamos el fruto más hermoso del pecho.
Lo que importa es el río,
no su nombre.
Lo que interesa es pan
y no discursos
sobre las propiedades de la harina.
El mar es bello porque es mar
y no porque lo cantan los poetas,
y existirían piñas
aunque no se llamaran como llaman.
Bajo la tierra crece la semilla
porque el surco no habla
ni le pone adjetivos a la espiga.
Un hombre que se calla largamente
se convierte en camino,
y si guarda silencio su mujer
puede volverse viaje.
Callémonos un rato,
al menos para ver qué le sucede
a la palabra uva.
Es posible que crezca y se derrame
hasta llenar el mundo de dulzura
y cascadas de vino.

Poema siguiente 

 Volver a
Carlos Castro Saavedra

Comentarios9

  •  
    Rafael Merida Cruz-Lascano Con este bello poema compañero lectores
    mejor callados. Y no hablemos de amores
    Que no podremos hablar de la amante, sino del amor.
    A cada cosa llanar por su nombre, dice Castro.
    y si lo pntentamos , el mismo nos llamarà "Poetastro"

    Rafael
  •  
    Flor Poblana Me gusto mucho este poema, pues es de sabios callar y si, para poder analizar lo que se dice, el silencio es necesario
  •  
    Pruden ¡Cuánta falta que nos hace un poquito de silencio!.
  •  
    Cedro Con el silencio, las palabras maduran, bonito y expresivo poema.Gracias por compartir.
  •  
    jauro Silencio!!!... es mejor callar. La razón es más fecunda cuando el silencio deja sin función las palabras.
    Excelente poema, va para mis favoritos...
    Un abrazo al autor y a todos vosotros.
    Jauro.
  •  
    Pietro Marsetti Exelente Poema, bastante profundo. Lo que importa es, no por su nombre.
  •  
    mEmR El silencio es mas valioso que las palabras que no aportan nada bueno.
    Y las miradas dicen mas que las palabras. Cuantas palabra mal dichas propiciaron tragedias. Callemos y oremos con el pensamiento, para El y no para los demas.
  •  
    El Ángel Solitario que genial poema, ¨hemos hablado mucho, compatriotas, por qué no nos callamos para que la palabra maduren en medio del silencio¨
    gracias por esta bonita enseñanza
  •  
    Alejandro Agudelo Excelente
  • Debes estar registrado para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.