Muro de alicia perez hernandez



  • alicia perez hernandez

    Cuando te conocí descubrí el brillo de las estrellas
    y supe lo que era el amor noches enteras.
    Fuiste mi primer beso y mi primera vez
    y tus manos bajaron por todo mi cuerpo
    y se perdieron en el infinito de mi cuerpo
    y vibró al compás del tuyo temblando
    piel con piel y, nos entregamos en cuerpo y alma,
    era mi primera vez y tú eras mi primera vez.

    ....Y supe lo qué era el AMOR en tus brazos

    • alicia perez hernandez

      Un volcán famoso como el Popocatépetl mexicano,
      que con su fuerza impresione, con su pasión arrase.
      Que no sea tan sólo amenaza o puro rugir en vano,
      que sea pasión bravía que me envuelva, me abrace.

      • alicia perez hernandez

        Hay un silencio que me grita,
        hay una incertidumbre infinita
        y tu nombre está clavado en mi memoria.
        Hay miedo hasta en mis venas
        de ver que aún no están llenas
        en mi vida, las páginas de tu historia.

        • alicia perez hernandez

          Déjame sentir que son
          mis poemas los que te inspiran
          y que el camino por donde voy
          me hará llegar a tu cima...

          • alicia perez hernandez

            "Para siempre es mucho tiempo, pero puedo decir sin ironía, que así he de amarte aunque hasta el viento, deje de soplar un día".

            • alicia perez hernandez

              Déjame viajar en tus ideas,

              y robarle al arco iris su color,

              ponerle mi nombre a lo que piensas

              y que el tuyo adorne mi canción.



              Déjame crear mil fantasías

              a tu alrededor y que el mundo

              de color, de sueños y risas

              lo sientas todo tuyo.



              Déjame sentir que son

              mis poemas los que te inspiran

              y que el camino por donde voy

              me hará llegar a tu cima...



              Déjame sentir que tu cima es

              la meta final de mis sueños,

              una altura que escalaré

              sin importar el esfuerzo.



              Déjame dormir y pensar

              que aún dormido o despierto,

              a tu lado me parecerá

              que se ha paralizado el tiempo.



              Déjame llorar si quiero hacerlo

              y que mis lágrimas te dibujen,

              que pueda gritar que te quiero

              con el amor que mi alma descubre.



              Déjame ser quien te rescate

              de tristezas y desesperanzas

              y te dé el brillo de diamante

              que de tu sonrisa me encanta



              Déjame ser príncipe en tu historia

              y rey de todos tus deseos,

              quiero ser tu presente, tu ahora,

              señor de todos tus sueños.



              Si he de ser prisionero

              y encontrar la vida contigo,

              déjame en la cárcel de tu cuerpo

              pues sólo allí me sentiré vivo.

              • alicia perez hernandez

                Estoy sentado con mis manos juntas,

                tratando de dar respuestas a las preguntas

                que acerca de ti hay en mi mente.

                Tan sólo de un vacío soy dueño

                y del aire ficticio de un sueño

                que llegó a mi vida de repente.



                Hay un silencio que me grita,

                hay una incertidumbre infinita

                y tu nombre está clavado en mi memoria.

                Hay miedo hasta en mis venas

                de ver que aún no están llenas

                en mi vida, las páginas de tu historia.



                Miedo de respirar y no saber

                si en el aire que logro retener

                puede haber residuos de tu esencia.

                Miedo hasta de soñar...

                y no poder soportar

                las horas sin fin de tu ausencia.



                Miedo de sentir miedo,

                de llorar, de sentir que no puedo;

                de no ser lo que no he sido,

                de no poder ser yo mismo;

                miedo de caer en el abismo

                laberíntico de tu olvido.



                Cierro mis ojos y trato de huir,

                pero te puedo sentir

                hasta en mis labios cuando me muerdo.

                Aquí estoy, aún vivo, aún soy

                y veo mi sombra cuando voy

                corriendo detrás de tu recuerdo.



                Es cierto, a lo mejor soy un cobarde

                o tal vez fue que se nos hizo tarde

                y llegamos con la película al final...

                Pudo ser diferente todo,

                seguramente había algún modo

                pero nunca supimos cuál.



                Me quedaré aquí sentado

                y cuando el presente sea pasado

                y no haya visto a quien nunca pude ver,

                entonces, ya en calma,

                diré mujer, que te amé con el alma

                y no me lo pudiste creer.

                • alicia perez hernandez

                  El lenguaje corporal es lenguaje divino... y más si es el tuyo.

                  • alicia perez hernandez

                    MUY A LA MEXICANA VERDAD??

                    • alicia perez hernandez

                      De tanto pensar en ti ahora se me ha ocurrido
                      así, de pronto, compararte con un gran volcán;
                      no vayas a preguntarme por favor cómo ha sido,
                      son mis locas ideas, tú sabes… ellas vienen y van.

                      Un volcán famoso como el Popocatépetl mexicano,
                      que con su fuerza impresione, con su pasión arrase.
                      Que no sea tan sólo amenaza o puro rugir en vano,
                      que sea pasión bravía que me envuelva, me abrace.

                      Una montaña que estalle y estremezca su estallido,
                      que me queme su lava como en tu piel me quemas;
                      que sea tan avasallador como el amor más sentido
                      y deje espacio en tu alma para escribir mis poemas.

                      Compararte con un gran volcán no es un disparate,
                      tienes su fuerza, su pasión, me demuestras su brío
                      y es de esperar que tu furia al amar toda se desate
                      y baje tu lava ardiente para invadir este cuerpo mío.

                      Explotas como el Popocatépetl, para nada exagero,
                      son llamaradas de fuego esos besos que me llegan.
                      Estar muy metido en tu cráter es lo que más quiero
                      y oír tus explosiones, orgasmos que no se te niegan.

                      Un volcán a veces avisa antes de mostrarse activo,
                      pero hay ocasiones que no… y simplemente estalla.
                      por eso ahora este poema pensando en ti escribo
                      por si explotas con la pasión que en tu ser se halla.

                      Al Popocatépetl lo han visto, hasta lo han escalado
                      y yo seré quien escale en tu cuerpo todas tus cimas.
                      Sabrás que mi poema es tuyo, no se habrá borrado
                      y que brota de mi alma inspiración para estas rimas.

                      ¡Estalla volcán! Quiero arder en tus prominencias,
                      exhala un “te amo” que mil “te amo” me parezcan.
                      Que detecte vapor como sueños con tus esencias
                      y amando toda tu desnudez mis deseos… crezcan.

                      • alicia perez hernandez

                        ¿Sabes? Me está dando miedo dormir,
                        es que cuando cierro mis ojos te siento,
                        pero entiendo que me hace daño sentir
                        porque te extraño más en ese momento.

                        Es como si al cerrar mis ojos tú llegaras
                        o como si de mí nunca te hubieses ido,
                        son todas estas sensaciones tan raras
                        que no me permiten echarte al olvido.

                        Me da miedo cerrar mis ojos, extrañarte,
                        porque es como morir en tu ausencia;
                        siento necesidad de correr a buscarte
                        entre los vapores divinos de tu esencia.

                        No quiero dormir ni mis ojos cerrar,
                        pero no puedo mantenerlos abiertos;
                        se cierran y es cuando te quiero buscar,
                        pero todos los caminos son inciertos.

                        Además si te hallara ¿qué te diría?
                        ¿Que ya ni siquiera dormir puedo?
                        ¿Que ya dormido te siento muy mía
                        y que luego despertar me da miedo?

                        Necesito un insomnio ya, es urgente;
                        mis ojos abiertos te mantienen lejos,
                        cerrados me llega tu luz resplandeciente
                        y me deslumbran mucho tus reflejos.

                        Se notará en mi mirar seguramente
                        que intento no quedarme dormido,
                        busco ideas para olvidarte en mi mente
                        y en verdad ninguna se me ha ocurrido
                        La vida sorprende, tal vez han de contarte
                        que ya no estoy, que descanso en paz;
                        que un día cerré mis ojos para amarte…
                        y ya no quise volver a abrirlos más.

                        • alicia perez hernandez

                          cuando tú me miras lo tengo todo y...
                          No tengo nada.

                          • alicia perez hernandez

                            https://www.youtube.com/watch?v=jgNguySML_U

                            • alicia perez hernandez

                              https://www.youtube.com/watch?v=ofc3U_0BSqo

                              • alicia perez hernandez

                                Nunca antes te vi desnuda, ciertamente;
                                pero pensar en verte me inquieta mucho.
                                Hay imágenes que arden hoy en mi mente
                                y contra ese deseo de verte, nunca lucho.

                                Desvístete con calma, yo no tengo prisa…
                                Mis deseos de contemplarte en mí están.
                                Algo de tu desnudez me dijo ayer la brisa
                                y por razones que no sé, se volvió huracán.

                                Aquí me siento cómodamente a observarte,
                                sácate la ropa con estilo, lenta pero sin pausa…
                                Buscaré mil sitios en tu cuerpo para besarte
                                y ya de mi excitación, serás tú la única causa.

                                Tranquila, paso a paso, quítate cada prenda;
                                hay pecas y lunares en tu piel que me llaman.
                                Que esta hora de divina desnudez se extienda,
                                para guardarla en mis poemas que te aman.

                                Que caiga ya tu sostén… ¡y fuera todo, todo!
                                No es momento para que tu timidez aparezca.
                                Para amarte íntimamente no hay mejor modo
                                que permitir que toda mi pasión por ti crezca.

                                No tapes tus senos… o bueno, tápalos un poco;
                                que tus aureolas se asomen y me inquieten más.
                                Hasta que me pidas al verme apasionado y loco
                                que yo también te enloquezca… y enloquecerás.

                                Desnuda de frente, de lado… ¡o de espaldas!,
                                desnuda toda y a la vez vistiéndote de diosa.
                                Mostrandome lo que a veces vi bajo tus faldas
                                y dominando a plenitud el arte de ser hermosa.

                                Como te dije, hazlo con mucha calma, sin apurarte,
                                la brisa ya me contó cosas que recuerdo muy bien.
                                Y tal como la brisa, te juro que sabré acariciarte…
                                para luego, indetenible, volverme huracán también.

                                Página 1 de 5112345678910»...Última »


                                « Regresar al perfil de alicia perez hernandez


                                Para poder dejarle un comentario a este usuario debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.