Tipos de acento

La acentuación de las palabras es una temática que Poemas del Alma ha abordado en una gran cantidad de ocasiones pero con los conceptos desarrollados de forma aislada. Por ese motivo, la idea es ofrecer, en esta oportunidad, un panorama general para que la búsqueda de información relacionada a los diversos tipos de acentos resulte más sencilla y completa.

Dentro de la amplia variedad de acentos existentes, se pueden citar al diacrítico, un acento que se caracteriza por utilizar la tilde para distinguir los diferentes significados de una misma palabra; el enfático, empleado en ciertos términos que funcionan en preguntas o exclamaciones (tales como “qué”, “quién”, “cuándo” y “dónde”); el ortográfico, un símbolo de escritura que se coloca en las vocales y se conoce también como tilde, y el prosódico, un acento determinado por la pronunciación de una palabra, es decir, es el que suele generar un alargamiento de la sílaba destacada mediante el relieve de la voz al hablar.

Lejos de limitarse a la escritura tradicional, los acentos también están presentes en el ámbito poético, segmento donde son utilizados como un recurso estilístico asociado al ritmo.

En este contexto, se puede decir que, de acuerdo a la posición que tengan en el verso y en la estructura rítmica, los acentos pueden dividirse en rítmicos (conocidos también como constituyentes, dominantes o versales), finales (esos que dentro del idioma castellano recaen sobre la penúltima sílaba métrica del verso), extrarrítmicos (caracterizados por situarse en posición interior del verso), antirrítmicos (aquellos que ocupan la sílaba anterior a la de un acento rítmico), antiestróficos (un caso especial de acento antirrítmico que puede resultar áspero pero hacer más visible un concepto) y secundarios, esos que también se definen como artificiales y que se hallan en las sílabas átonas, que lo adquieren según su posición en el verso.



Debes estar registrad@ para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.