Sujeto tácito

De acuerdo a las características que presente una oración, su análisis puede volverse más o menos complicado. Si bien pueden llegar a hallarse una gran cantidad de componentes, lo cierto es que la base de todo ese razonamiento es la división entre sujeto y predicado. Por ese motivo, el análisis de las oraciones comienza a desarrollarse a temprana edad con el reconocimiento del verbo (núcleo del predicado) y de quien realiza dicha acción (sustantivo o pronombre que adopta el rol de núcleo del sujeto): a partir de allí, la complejidad irá en aumento, pero nunca desaparecerá esta segmentación básica.

Tanto el sujeto como el predicado son partes fundamentales de una oración, razón por la cual resulta fundamental conocer sus características. Para evitar confusiones y brindar información más precisa y clara, explicaremos cada uno de estos dos términos de forma individual, tal como ya hemos comenzado a hacer días atrás con la información vinculada al sujeto simple, una de las tantas clasificaciones que puede adoptar este concepto sintáctico. Hoy es el turno de hacer referencia al sujeto tácito, también llamado omitido, desinencial o elíptico.

Este tipo de sujeto tiene la particularidad de no tener realización fonética explícita en la oración. En el idioma español, el sujeto tácito se puede determinar a partir de la desinencia del verbo. En otras palabras, puede decirse que esta clasificación incluye a todas esas oraciones que no poseen un sujeto escrito pero que, de todas maneras, está presente en el sentido de dicha construcción.

“Me invitó a tomar un helado”, “asistieron a una fiesta”, “coleccionaba estampillas”, “caminaba sin prisa por la playa”, “cantó durante toda la noche”, “soñamos con un futuro mejor” y “necesito más tiempo libre”, por ejemplo, son oraciones donde se puede distinguir quién o quiénes realizan la acción y, sin embargo, no existe en ellas ninguna mención a ese o a esos protagonistas, por eso se dice que el sujeto es tácito.

Comentarios1

  • hygy

    Desde q te vi, puedo ver las estrellas
    en el firmamento y cuando escucho
    tu vos es como tocar las
    trompetas del paraiso por ultimo
    ver esos dos hermosos ojos azules
    profundos q te miran y te dicen
    te amo



Debes estar registrad@ para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.