Consejos para el uso de algunas expresiones en español

Hoy toca otro texto sobre lenguaje. En esta oportunidad vamos a centrarnos en la concordancia de género entre ciertos adjetivos y verbos y repasaremos algunos términos vinculados con los incendios forestales.

Al igual que la mayoría de los artículos de nuestro Taller Literario, este texto hace pie en la Página del Español Urgente, que les recomiendo visitar.

Cuando mucho no es suficiente

Volvemos a la concordancia entre adjetivos y sustantivos, tomando la estructura ‘mucho más’.

Últimamente es muy común encontrarse con el uso del adjetivo ‘mucho’ en masculino en ciertas expresiones lo cual no siempre es correcto. Hay que tener en cuenta que este tipo de palabras deben concordar en género y número con el sustantivo que acompañan.

Debemos estar muy atentos por tanto al emplear frases como ‘mucho más’ o ‘mucho menos’ para establecer una adecuada relación de concordancia entre adjetivo y sustantivo.


Referirse a los incendios de forma apropiada

Teniendo en cuenta la relevancia y seriedad del tema, es necesario hacer algunas aclaraciones en torno a algunas expresiones vinculadas a los incendios forestales que no son utilizadas correctamente ni en los medios de comunicación ni en el habla cotidiana.

Respecto a los incendios forestales que están teniendo lugar en el norte de España es común leer en los medios de comunicación el uso indistinto de los términos ‘provocado’ e ‘intencionado’; sin embargo no son las dos adecuadas para referirse al origen de un incendio. Se recomienda el uso de ‘intencionado’ para expresar que no ha sido una causa natural la que provocó el origen del fuego; en el caso de decantarse por el término ‘provocado’ es importante acompañarlo de la causa para que tenga un significado más específico.


Lo mismo vale para los conceptos ‘incendiario’ y ‘pirómano’; mientras el primero hace referencia a un individuo que prende fuego un determinado espacio habiéndolo planeado de forma premeditada y con objetivos maliciosos o lucrativos, el pirómano es una persona con una enfermedad que le lleva a incendiar su entorno porque siente un cierto disfrute con las consecuencias de sus actos. Aunque a simple vista pueda parecer casi idénticas, claramente no pueden confundirse.

Otro uso incorrecto es el del verbo ‘propalar’ en lugar de su vecino ‘propagar’; aunque a simple vista se parezcan mucho, se diferencian bastante. ‘dar a conocer algo que estaba oculto’, ese es el significado del primero de estos verbos; mientras que lo que se desea expresar en estos casos es que ‘algo se extiende o aumenta’, para lo cual el término adecuado es ‘propagar’.


Otro término muy leído en estos días es orografía del terreno. Es importante señalar que se trata de una redundancia puesto que la ‘orografía’ siempre hace referencia al terreno; más precisamente a las elevaciones, es decir a la representación del relieve de la superficie de la tierra. Por ello es importante estar atentos para no repetirnos.


Llegados a este punto sólo queda recordar que la mejor forma de aprender a hablar y escribir mejor es familiarizándonos con las normas de nuestra gramática y ortografía y recurriendo ante cualquier duda a los manuales que tenemos a nuestra disposición para estar al día con la forma adecuada de emplear nuestro lenguaje. Si deseas leer más textos sobre este tema, no dejes de pasar por nuestro >Taller Literario y seguir nuestros consejos semanales sobre el tema.



Debes estar registrad@ para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.