Autores angoleños resaltan la importancia de los libros

Los materiales literarios son productos recomendables para personas de todas las edades porque permiten ampliar los conocimientos, ofrecen entretenimiento y estimulan la imaginación.

Lamentablemente, no todos los seres humanos poseen el hábito de la lectura. Algunos, porque no saben leer ni escribir; otros, porque tienen un concepto equivocado de los libros y los asocian sólo a obligaciones escolares y hasta hay quienes rechazan a la literatura amparados en la idea de que se la ha convertido en un negocio cuando debería ser un arte al alcance de todos.

Cada uno sabrá por qué no destina parte de su tiempo al disfrute literario, pero por fortuna existen en el mundo instituciones culturales y escritores que buscan a cada instante impulsar iniciativas que contribuyan a incrementar el número de lectores.

Si bien se debería promover desde el Estado una campaña a favor de la lectura para que en todos los países se valore y se desarrolle esta actividad, no es necesario que un gobierno se involucre en la cuestión para lograr un mayor acercamiento de la sociedad a los libros: con contenidos atractivos, un mayor compromiso por parte de educadores, padres y de los mismos escritores, materiales al alcance de todos e inquietudes personales es posible conseguir el objetivo.

Entre quienes intentan promocionar por estos días las bondades de la lectura están los autores angoleños María Luísa y Sebastião Paulo, para quienes el contacto con los libros resulta fundamental para el progreso social.

Según recoge Angola Press, desde el punto de vista de Paulo es importante que la juventud consuma obras de diversas raíces y géneros para enriquecer su cultura general.

Por su parte, María Luísa consideró que los niños deberían tomar conciencia de los buenos resultados académicos que podrían lograr si conciben a los libros como aliados y no como enemigos.

En el marco de una disertación inspirada en la «Importancia del libro para los niños», la escritora asoció la práctica de la lectura con un efecto directo sobre el incremento de la cultura general y brindó varios consejos para lograr que los más pequeños se interesen por la lectura.

Organizar planes en familia que incluyan visitas a ferias del libro, a bibliotecas y a librerías donde los más jóvenes puedan seleccionar la opción que les resulte más atractiva es, según su opinión, una buena y entretenida manera de que los padres guíen a sus descendientes por el camino de la cultura, una vía donde encontrarán las herramientas y la preparación necesaria para conseguir un futuro mejor.

Comentarios2

  • maria clementina

    excellente artículo,

  • Pruden

    Fundamental. No debiéramos cansarnos de recomendar la lectura. ¡SIEMPRE!



Debes estar registrad@ para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.