Dhianna

Abuela

A ti, mujer luchadora de lo mas alto, pese a tu pronta viudez sacastes las garras para criar a tres pequeños hijos, con fuerza, con valor...
A ti, mujer de grises cabellos que un dia fuiste las mas bonita de las flores, ahora tus manos endurecidas a causa de tu lucha diaria, de tu gran trabajo, aun conservan una apariencia de lo que fueron unas manos suaves y palidas...
A ti, mujer que me vio nacer, vio salir de las entrañas de una madre a su primera nieta, me dio todo su amor y cariño...
A ti, madre entre todas las madres, amor de mi corazon, sangre de mis venas, mi vida...
Gracias por todo, gracias por ser como eres, aunque lejos te vallas de mi.. te seguire queriendo eternamente, y espero algun dia en el paraiso donde tienes merecido ir aunque yo vaya al infierno algun dia me dejen subir para besar tu bello rostro y hacerte recordar, que eres lo que mas quiero y siempre te llevare dentro de mi...



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.