Martin Rodriguez Trillo

¿Poema?

¿Vino el sodero? No, pero sí la luz: ciento cincuenta pesos; hay que llamar a alguien que dé vuelta el medidor, no se puede seguir pagando semejante barbaridad. Voy a preguntar en el trabajo; parece que el cuñado de uno es electricista, le voy a decir que le comente a ver cuánto nos cobra. Esto ya es demasiado: el del lado paga setenta y cinco, el otro setenta y, el colmo, la fiambrería de enfrente con todas las heladeras que tiene, ciento sesenta y acá viene ciento cincuenta, ¡pero están locos!, que se vayan a la mierda mirá. Hay que hacer el reclamo, creo que hay un cero ochocientos para reclamar. Igual no van a dar un tronco de pelota, pero no perdemos nada probando. Y sí, ¿por qué no? ¿Dónde está mi teléfono? Debe estar en el auto…

 

M.R.

Comentarios2

  • Insomnioptera

    Estupendo Martín, así es la poesía, nace de esto.... esto del diario, esto de todos los días,,,, después de todo, de dónde provienen los sueños sino de los conductos que creamos para fugarnos de esta realidad en el que .... qué barbaridad, yo debería pagar tresmil pesos de luz, pero no lo hará, es excesivo, qué se creen!!! u_u, (te imaginas que todos conocieran qué es la poesía y de esa manera se atrevieran a escribirla????, ay, No qué caos *_* haha) ....y la dichosa compañía no ha venido a arreglar el medidor que se rompió desde hace como un año....


    mm, el telefono, también tengo que pagar el teléfono, se me ntojó un helado n_n

    jaja

    Abrazzos

  • Martin Rodriguez Trillo

    Desde luego!!! lo diario, lo cotidiano esta plagado de poesia!!! la vida misma es un poema bastante corto y lleno de un monton de imagenes y metaforas extrañas q la gran mayoria de los lectores dificilmente logra resolver. Se q no voy a ser la exvepcion.
    Un abrazo



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.