Carlos Echavarria

Súcubo II

No tienes ojos para nadie ni para ti

 pero aun asi me viste, 

no escuchas nada de lo que te dicen

pero lo que digo te asombra, 

mi forma de no ver las cosas

sin forma sin sombra

sin nada que duela.

 

 

el agua ardiente del mar

que nos separa

es mi anestesia,  

y en cada botella

te envió un mensaje que no llega,

y en cada huella

un recuerdo

que olvidaste

pero que yo guardo

para que no se te pierda.

 

Intento seguir,

intento sacarte de mi cabeza

pero la ciera no corta

solo me raspa la frente

intento abrir mi mente

y controlar la hemorragia

pero la infeccion es inminete

te saco de mi y muero

o muero intentando sacarte de mi.

 

no me puedo mover 

y ahora me doy cuenta 

que es una maldita estupidez,

pero mi sangre se va con la lluvia

en un taxi y a mis venas no volvera

y igual que tu, igual que yo.

 

 

Comentarios1

  • PoemasDeLaSu

    Vos lo dijiste clarito, clarito, es una infección que recorre totalmente los sentidos, una obsesión enfermiza, donde para paliar esto a veces se proyecta en los demás las miserias que no queremos ver en uno. Y es tan así, que hasta te lo creés vos mismo y te victimizás. Pero hay que entenderlo, es digno de lástima y es patológico.
    En cuestiones de amor y desamor, al menos "somatizamos" en poemas. Y el tuyo es muy bueno. Me encantó. Besos



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.