Jefferson Gustave

Siete días

En siete días, encontrarás a un hombre extraño
que te besaba en la frente para no hacerte daño,
dejando olvidado un corazón en la despedida
y volverá a sentirlo con tu bienvenida.


En siete días, de pronto, te acordarás un día
de aquel hombre que a veces callaba y poco reía,
él que siempre recuerda tu alegria al verte reir
que ahora ya nunca más te dejará ir...

Siete son los pecados capitales,
siete las notas musicales;
en siete días se creo el universo
y en siete días te leeré estos versos.

Siete días, no es nada.
Siete días, musa amada,
en siete días se librará mi alma encadenada,
a tu lado con una pasión desenfrenada.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.