RossanaB.

Hoy es tu día _2009

Gran supremacía de verdades se desbordan en el mar de pensares

Ocultase un palabra, es derrumbar el acilo de agua.

Una mentira no cabe más dentro de su sueño,

Pañuelo y más pañuelos protegen a la niña

Impermeable es el corazón que se moja y supera la derrota

Son manos apoyadas en el rostro de una gran tormenta

Son señales  de que una niña llora

Teme a esa sombra que alberga en su alma

Pide ayuda para salir de la nada o por así decirlo

Cree no ser nada por pedir tanto, para resultar ser nada

Querer correr por el patio es poco muy poco

Para el amor que ofrece su gran corazón

Quiere lograr ser inmortal cuando la felicidad reine en su orbe

Orbe que hoy está llena de mentiras.

 

Pide jugar al escondite y no salir nunca de su guarida

Siente resguardo en su refugio, no teme a el

Escucha el zumbido arriba en la cuesta de sus oídos

El primer zumbido suele ser ese molestoso sufrir

El segundo es el movimiento de los árboles

Tratarán de llevarla a ese firmamento que desea tener

Una rama llena de hojas se extiende

Libera miles de cartapacios llenos de hojas de papel

Se los da en sus manos para liberar sus miedos

Más tarde le pide a la niña que escriba todos sus temores en él

Pide que escriba en ellos y sueña con que broten las palabras sin ningun esfuerzo

La niña teme hacerlo no quiere arrepentirse de nada.

 

Al final de todo, cabe comprender el dolor de un alma lastimada

Cuan aprecio se juega y desprecio llevan muchos

 El cariño no es mutuo el cariño es uno

Uno es aquel que se desvive por ti

Por ti gran niña o niño

Niña o niño por muy callado que sea, sus palabras llueven

Llueven los días que serán eternos

Eternos son los que viven hoy por hoy

Hoy es tu día

Día que te enseñará a entender la belleza del cosmos

Como lleno de manos, donde una es la real

Real es la amistad, para el que la sabe apreciar.

 

 

Comentarios2

  • STELLA_CRISTINA

    UN PLACER LEER TUS LETRAS POETA .ABRAZOS .STELLA.


  • FERABIT

    Ser en tu hora presisa,el àrbol que cobije tus brazos,
    que disipe en suave vaiven esos tus temores,
    ser viento suave donde vuelen tus sueños
    y mis hojas verdes esperanza de tus andares,
    y mis hojarascas caìdas cascabeles risueños
    que hagan brotar de tus labios caudales,
    y tus esplendidas las turquezas en mi cielos
    dejen ver las aguas claras que bañan tu alma.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.