Albin Lainez

fluctuaciones

 

 

 

 

 

qué deparan en esta noche las musas

cuando logrado está el silencio

tanto rumbo abierto por estos ojos de sierpe

que cerrados conducen mejor la carga

hacia comarcas que nadan

sobre un campo orbital y silente

 

adónde derivan aquellas dríadas

con mi cabeza de trofeo

y las manos asidas al poema

 

nadie mortal me acompaña

solo estoy en hora cumbre

junto a máquinas y metal

esa es mi renta

pues no pierdo atención

en vanas costumbres

ni saludos de cortesía

 

aquí dibujado

bajo el círculo palpitante de los tubos

me concibo actor de reparto

en un documental mudo

el guión manda quietud total y mutismo

aunque percibo que el autor ha fugado

con el argumento bajo el abrigo

entonces cedo al vicio fecundo

angélica polución

que veda el discurrir

 

adónde / cómo

me llevarán esas dulces ninfas

ahora que pude abatir

la ansiedad y el consumo

ahora que soy llama azul

temblando en la vigilia

 

Albin



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.