H Z

Call to arms

Es un llamado a las armas

Es tiempo de levantarse

Eleva tu puño al cielo, aun hay mucho porque luchar…

Por eso quiero que sepas

Que yo no me detendré y por siempre te amare…

Levanto mis manos, el amor es mi fuerza

Siento como en un segundo todo mi cuerpo atraviesa…

Déjame tomar tu mano y que tu respiración sea la trinchera de mi corazón

Déjame tomar un respiro para seguir luchando a tu lado

Dale calor a mi alma cuando el frio de la muerte reclame la llama de vida

Que aun se mantiene encendida…

Déjame ver un fragmento de felicidad a través de la eterna belleza de tu sonrisa

Esa sonrisa fresca que congela mis miedos

Desvanece mi sufrimiento y me dice te quiero…

Déjame soñar mientras mi realidad se desliza a través infinita gracia de tu rostro

No me despiertes, hoy no quiero salir,

Enciérrame en tu abrazo, llévame a dormir donde puedo ver al sol dibujando tu silueta en la pared mientras la fragilidad de tu respiración me hace volar hacia el horizonte sobre un océano esperanzas y bendiciones…

Es un llamado a las armas

Olvida los lamentos

No dudes toda la vida para aferrarte a este momento

Porque no dudare un segundo para amarte hasta quedar sin aliento…

A través de este universo, viajare sin detenerme

Sobre océanos de fuego sin miedo a quemarme

Toma mi mano, sostén mi corazón

Cuando las almas se apaguen y la sombra  de la muerte camine por la tierra, ahí estaré yo aferrado al amor

Aferrado al instante mágico bajo tu suave calor…

Te puedo sentir, se que estas aquí

Embelesando mis sentidos con tu tácito dormir…

Abre tus ojos dulce flor de primavera

Y dale piernas a mis ganas de recorrer este mundo

Dame ese beso que borra mis tropiezos

Dame ese beso que me dice te quiero…

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.