Soledad Impaciente

Un destino complicado

Tengo todo lo que puedo pedir: vida y salud

vine al mundo para vivir como cualquier persona

no nací en cuna de oro ni con una sola virtud

nací siendo libre, lo demás no me impresiona.

 

Tuve una familia sin igual acogedora y unida

el modelo perfecto qu aceptaría la sociedad

dos hermanos, un padre y una madre dedicada,

pero después todo acabaría, ya desperté a la realidad.

 

Ahora me doy cuenta que nada era como pensaba

lo reconozco, y doy gracias porque nunca nada me ha faltado

pero afuera de mi núcleo familiar todo se acaba

desde valores hasta virtudes, todo es más complicado.

 

Actualmente es muy difícil que la gente crea en Dios

ya nadie recibe una educación de calidad

los museos ya no se llenan, el éxito es de los estadios,

hay más adicciones que niños felices en la ciudad.

 

El agotamiento en las personas cada vez más notorio

importa más abastecer la bebida que comida

y las armas de la paz ya no existen en repertorio

por llenarlo de maldad y rosas marchitas a causa de Sida.

 

Proteger lo que más quieres ya no es un requisito

si te rascas con tus uñas te vas a poder cuidar

para destruirnos no hace falta que intervenga el ejército;

se mata gratis, se come a diario y se cobra por respirar.

 

Dos horas no me alcanzarían para citar lo que ha cambiado

lo único que tengo claro es que ya nada es igual

en mi pedacito de nación ya no hay nada honrado

para salir adelante es más fácil lo ilegal.

Comentarios1

  • Rafico

    Conozco lo que refieres,
    no solamente es allá;
    todo está contaminado,
    se mata por ver boquear.

    Hola niña, un gran abrazo.

    Ver_hos



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.