orlando guevara

Sutileza Mensurable

No obstante la sutileza

vaga por mis venas...

mensurable.

 

No obstante, lo pérfido

se embriaga en crudas

realidades.

 

Pueda ser entonces

que tan solo una

mirada tuya me desvanezca

o me incorpore

al tiempo que mi boca te rebose

en cada suspiro.

 

No obstante

mi elocuencia se confabula 

con tu semblante

con tus besos rizados

y tu cabello que 

proboca estos labios.

 

Pueda ser que estando cerca

me conlleve la incertidumbre

por tenerte

y permanezca decorando

tus gestos con canciones

o tu ausencia con el canto repentino.

 

Pueda ser que te evoque

más allá de tu presencia 

que te sueñe ambulante

y despierte sediento por tus ojos.

 

No obstante

pueda que mi voz no se canse

de esperarte

que la espera sea aliciente

de gritos y llantos

de felicidad

envueltos en papeles de colores

o tras siluetas que desprenden 

tu nombre de un arcoiris.

 

No obstante

me siento moribundo

entre versos que se alejan

atados a borrascas

sirvientes de una

mayor impetuosidad.

 

Pueda ser que este tiempo

torrencial cure la heridas

y los anhelos desde el ocaso

pueda ser que se detenga

frente a ti y descienda

la presión de la atmosfera

en mi interior.

 

No obstante

no bastará con calmar las tormentas

los tornados, los huracanes...

no bastará con cambiar

mi corazón de hemisferio

pues no existe superficie

ni corriente que soporte

tanto delirio y obsesión

y estas olas de calor 

cada vez son más fuertes.

 

Pueda ser que resista sobre

el tiempo que no da espera

en los sitios más lluviosos y cobardes

en los lugares más secos y sensibles

donde el sol se cobija con la nieve

y la noche muere impacible con la brisa.

 

Pueda ser que los cierzos

te acompañen en mi nombre

que se crucen con los vientos siberianos

con los euros, vendavales y montanos

con las bóreas que me incitan

a tenerte...con estos sueños 

gélidos y ardientes...

 

Así este tiempo que ostentoso se fatiga

por su alarde y amnistia

es tan único e irremediable

que por ti vida mia volvería a vivirlo

en esta... ¡sutileza mensurable!

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.