Jean-Paul Saumon

Las noticias son películas de terror

Lo que veo en el ídolo electrónico que siempre habla

 Me asusta terriblemente.

Las lágrimas se agolpan chismosas en mis ojos

Para testimoniar los horrores adornados con vestidos de lentejuelas.

Lo que veo, lo que veo

Lo que veo parece feo.

Elefantes tuertos chillan pañuelos ensangrentados mientras comen viendo noticias.

*

La cárcel de Guantánamo sigue viva

Y respira con fuertes aspiraciones de liberado.

Es un nido de cucarachas que palpita,

Se esparce como una enfermedad por los estados.

Caminan en fila las naranjas que se pudren

En la canasta con barrotes.

Hay naranjas tristes que lloran ácido cítrico

Y nadie conoce su voz frutal

Encerrada en semillas

Que silencian con cinta adhesiva.

La cárcel de Guantánamo aún parpadea

Y se cubre con una manta

Para jugar a las escondidas.

*

Lo que veo, lo que veo

En el cuadro parlante lleno de nosferatus

Y frankesteins maquillados para enamorar videocámaras,

Que nos aterran cuando abren la ventana

Y llaman a la realidad loca

Que se mete medio desnuda y mutilada,

Medio desnuda y mutilada

A mostrarnos sus heridas y sus genitales violados.

*

Lo que veo, lo que veo

Lo que veo parece feo.

Los cielos tienen los cabellos enmarañados

Llenos de pulgas y piojos.

Anda el clima errabundo y enajenado

Con una botella de licor de alcantarillas

Y succionando el humo enrarecido

De una bolsa de supermercado

Y se choca con las paredes y los edificios,

Con las mujeres vírgenes y los homosexuales,

Con las monjas asesinas y los políticos chirretes.

No tiene control, esta demente

Pisa charcos con serpientes,

Marcha en zig-zag mareado

Por la carretera pavimentada

De la encorbatada arquitectura del progreso.

*

Oh, lo que veo, lo que veo

Lo que veo me trastorna

Y me agarro de los cabellos arrancándome laminillas de acero con puntillas dobladas,

Me aturden las noticias como agujas en los ojos

Cuando veo que me están viendo y que contratan insectos como espías de la CIA

Que asaltan hogares, iglesias, y lupanares

Buscando amenazas en cortaúñas.

Ojos que se meten como maleza por los agujeros del techo,

Organismos de Inteligencia que llevan puestas las orejas del burro

Y se esconden en túneles subterráneos de telecomunicación

Para asaltar conversaciones desprevenidas en su onanismo

Y les prenden, llevándose las voces a campos de silenciación.

Pero algunos Robin-Hoods merodean por los bosques, aunque de concreto.

Robin-Hoods que saben disparar los arcos cibernéticos

Y pescar pescadores con sus mismas redes.

Wikileaks era un explorador que descubrió el agujero en el Pentágono

Y dejó que escaparan las abejas que ardían en el resguardado panal,

Y cómo le teme el imperio al voyerista que le observa

Tras la mira en que él mira

Y que nadie cree mirar.

*

Lo que veo, lo que veo,

Lo que veo es tan feo

En la pantalla ficticia.

Teatro del desierto.

Desfile de fantasmas con traje de muñecos,

Echando a la olla fría

Muerto a  muerto

Y casi se chorrea sangre

Por los huequillos del Estéreo

Manchando las faldas cortas de las robots modelos

Que sonríen miserables mientras otros están muriendo.

Comentarios1

  • teksukhan

    Magnifico..... Pocos entenderan tu estado y resumiran a incomprendibles tus versos....Pero estas más cuerdo que la razon misma... Me encanto... suerte..

    • Jean-Paul Saumon

      Que bien que hayas captado ese algo que se filtra tras las metáforas que pareceran toscas pero que solo reflejan esa realidad oscira y desordenada.



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.