Soledad Impaciente

Decepción

Intenté ser mejor por ti

intenté hacer buenas obras

intenté no decir lo que sentí

cuano supe que sólo recibí sobras.

 

En un día importante

no me diste apoyo,

no quise mirarte

¡Me sentí en el hoyo!

 

Rápido olvidaste

eso que tu hiciste

no diste la cara.

Aún me siento nada.

 

Mi vida te entregué

mis sueños olvidé

ya no confío en ti,

esto no lo presentí.

 

Ya quiero terminar

no quiero verte el domingo

no se cómo frenar

no te puedo llamar "amigo".

 

De nuevo pides mi ayuda

no te puedo mirar igual.

Luego aparece la duda

no se si este odio sea legal.

 

Te dí lo que pude,

me exigiste más.

Ceder ya no puedo,

reclamarte jamás.

 

Pronto acabará

todo este teatro;

siempre lo lamentarás,

yo por sólo un rato.

Comentarios1

  • Mina de Villasandino

    Suele pasar...eso estaba hablando hoy con un amigo antes de colgar mi poema del dìa de hoy...
    Cuando nos enamoramos nos entregamos hasta el punto de olvidarnos de nosotros mismos y sòlo pensamos en complacer al otro y si por desgracia nos enamoramos del ser equivocado, el otro se aprovecha y no sabe valor nuestros sentimientos. Sufrimos mucho.
    Me gusta tu reflexiòn, algo que he aprendido es Yo soy primero nunca la segunda por mucho que lo ame.

    • Soledad Impaciente

      Si, la verdad entregué todo de mi: mi tiempo, esfuerzo, apoyo emocional y económico... pero no estoy hablando precisamente de una relación de pareja, si no de otro tipo de relaciones.
      No niego que soy de las personas que entregan todo de ellas mismas para hacer el bien a los demás, y eso fue lo que me pasó: me olvidé por completo de quién soy y cuando más necesito la ayuda de los demás o simplemente un abrazo, me dan la espalda.

      • Mina de Villasandino

        Se perfectamente de lo que hablas yo acabo de salir de algo parecido y es algo que desgarra el alma. La medicina que yo estoy usando:
        Tiempo, distancia , amarme a mi misma porque sino lo hago yo no lo hara nadie por mì y ahora no tengo plata para que nadie me pida nada. Las personas valemos por nuestra esencia no lo porque nos pueden sacar si alguièn no valora eso, no me valora a mì y ese tipo de relaciòn no las quiero en mi vida...Te hablo desde la experiencia y como yo andamos miles. Tu vales mucho! Piensalo!
        Consejo no te entregues tanto.
        Deja que el amor llegue a tu vida libre y desinteresado.



      Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.