Nik Corvus Corone Cornix

Ya Manchaste el Lienzo, Ahora Pule Hermosuras

El dueño, de pinceles perdidos,

dirimía en corceles vívidos

ese entrecejar encefaloplano

por un concierto de ideas,

disipando sublevancias.

 

Bajo un no dormir,

un no descansar en diantres

por magalladuras en la parte posterior

del dirigir una mirada a almas atentas.


La gata, en pechos fríos,

conciente de la paz magistral en dueños

venera y proteje aún cuando en retos la malogran..


Bonificada, capaz y solsticia en ese driblar

ajena y tan dirimidora de sueños,

todo eso se trasluce en su girar cabeza,

en su dulce manera..


Se transforma en absolutamente mía y solo mía

en ese entrecerrar párpados

aunque no concilie sueños, aunque siga

en esa hipnotizante necesidad del despertar,

la considero a mi merced y a mi cuidado

en cuanto cierra sus hermosos ojos de reina..


Sonríe en verter animal

y dá besos mientras cierra ojos,

como queriendo sentir mas certeramente

su propia dulzura y su nobleza de criatura

sin culpa alguna.


Se aman pero están locos.

Se tuercen porque vuelven

al estado de materia primera.


El dueño, nuevamente,

vuelve al corazón de donde salió.

Se fiaba de su hazaña,

cuando ni palpita al son de la vida.


Entiende un todo, y la nada lo asusta,

entonces, no puede saltar,

tan sólo quiere estirar y tocar.


Pero la ley de gravedad no anima a dejar

y hasta se convierte en abogado de ésta

en dias de pensamientos,

de depresiones malsanas.


Lidera el no se qué

del mantener por décadas

un saberse cuasi amorfo en espejos,

y magnifica ese estado

hasta ya delirar y reir, reir y reir,

estando mas allá del sonrojar.


Delibera entre un aterrizar pleno en luz

y un desdeñar por el vértigo maltrecho

a causa del extrañar..

Comentarios2

  • LEV

    bellisimoooo poema
    excelenteeeee
    me encantooo

    besos

  • ismaelikken

    muy bonito amigo un gran trabajo
    saludos



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.