Victor Carlos

TOMEMOS UN CAFÉ...

Ven... acompáñame y no te niegues

vayamos al bar de la esquina, tomemos un café

tengo tantas cosas en mi pensamiento

tantos temas que ya no puedo retener...

 

Recuerdas esa tarde de otoño ?

las hojas caían a nuestro paso

tomados de la mano y azarosos, nos mimamos

proyectábamos con afán nuestra felicidad.

 

Sentimos que dos almas se ligaban

percibimos que nada podría desunirnos

era una conjunción de sanos sentimientos...

quién osaría interferir estos designios ?

 

Pero sucedió lo imprevisto:

las armas golpearon, otro país me acogió en su seno

triste período de pugnas y desamparos

tratando de alterar mis actitudes !

 

Un día recibo tu lacerante misiva:

te has casado y una criatura por venir...

comprendí la situación, deseaba sucumbir

pero tus perdones atemperaron mi ánimo !

 

Hoy... después de unos años, crecidos los  niños

quiso el destino trocar tu existencia

tu esposo sucumbe ante la enfermedad

y te encuentras solitaria y deprimida.

 

Toda una historia, pero... estrechemos las manos

yo también soporté las arbitrariedades

otros intentos podremos vislumbrar

inauguremos un nuevo desafío...

tomemos  otro café... con sabor a futuro !

 

                                                  Víctor  Carlos


Comentarios3

  • sladesolitario

    lindo poema

  • Victor Carlos

    Te agradezco, éxitos en tus gestiones, un abrazo !

  • migreriana

    Esa vuelta de tuerca que el tiempo cala y recoge, a veces deja un sabor y deslinda una esperanza!!!!!Un café a duo y la sutileza de ver su borra al final, después de todos los discursos que se dicen sin pensar... quién sabe, no???

    • Victor Carlos

      Así es, Migre... cuantos entretelones pueden suscitarse en una mesa y a través de sendos cafés... y que siempre sean para bien... Un abrazo argentino ! Gracias...



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.