Barb

Cantares románticos

¿No sabe la luna porqué estoy contenta?

¿Porqué entre mis labios hay siempre sonrisas?

¿Porqué no he llorado?

Seguro es que no, porque mi alegría

no se la he contado.

 

¿No saben las flores esta melodía

que en mi pecho canta?

¿No lo sabe el cielo? ¿Ni el sol? ¿Ni las aves?

No lo sabe nadie, sólo tu lo sabes.

 

Pero en esta noche apacible y buena

a la luna blanca, de romanzas llena

y las estrellitas como flores de oro

me ha entrado el capricho de contarle todo...

 

Yo estaba muy triste... ¿no saben?

sin goce, sin calma, sin tardes serenas,

con el alma llena de amargura y frío,

¡muy triste! ... como esas palomas morenas

que arrullan de noche en nido vacío.

 

Yo estaba muy sola...

con el alma muerta de tanto llorar.

Pero vino un día

en que aquella pena se volvio cantar,

en que aquella angustia se volvio alegría.

Oh! estrellitas como polvo de orr

¿qué pasó? ¿no saben?

como melodía

escuché en mi oido: ¡mi niña, te adoro!

¡Qué divino día!

 

Desde entonces luna, no sufro, no lloro;

terminó por siempre mi melancolía,

y ése es mi secreto, es mi gran tesoro.

No lo cuentes luna;

pero si eres buena,

vé con el y dile, que en la noche oscura

con tus rayos blancos y estrellitas de oro,

escribí en el cielo:

¡Yo también te adoro!

Comentarios1

  • ohayoo

    Hermoso de una musicalidad incomparable.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.