Aquiles

NACIDOS PARA NO MORIR

Nacimos de la tierra

más allí no deberíamos volver

nacimos de abajo

y al infinito iremos a ser

 

Caminando por allí

pensando en qué tener

sin meditar un instante

cómo poder trascender

 

Recoger equivocaciones

por el suelo regadas

recogerlas antes que otros

no hagan nada

 

Sembrar la semilla en el interior

sembrarla como si fuera en estrella

cultivarla con suma profundidad

cultivarla sin miedo, con corazón

 

Saber para ser

ser para saber

viene el viento

emprender el vuelo

 

Silencio que hablará la madre

aquella que reposa en la luna

aquella que nos alberga como en cuna

silencio que sus palabras se esfuman

 

Lo bueno nos es fácil

y lo fácil no conduce a nada

no otorga paz y morada

para una vida poco ágil

 

Al mundo venimos con misión tremenda

algo grandioso y sublime

más allá de lo que la frontera física suprime

algo que a los problemas enmienda

 

Si queremos a la felicidad ascender

las alas del saber habrá que extender

con ojos y pechos abiertos

caminando los no imposibles desiertos.

 

AQUILES HERVAS PARRA

27 de enero 2010



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.