DILMusician

Mi engaño.


¿Porqué encuentro mi castigo?

En busca siempre del amor;

dentro tengo el camino 

que me lleva hacia el dolor.

 

Mis ojos engañan al alma, 

mi alma escucha al corazón; 

estos se alían sin demanda

de la astucia y la razón.

 

Y despues esta mi piel

acariciando hasta el olor,

de las espinas traicioneras

que lastiman sin pudor.

 


Así empañados mis oidos, 

abriendose a la locución

de tus murmuros furtivos

que solo invocan maldición.

Comentarios3

  • mary24

    EXELENTE POEMA...FELICIDADES...MARY

  • Graciela Dantes

    Es bueno tu poema. Saludos

  • Blanca Castillo

    Muchos nos engañamos y a veces es bueno hasta que nos lastimamos



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.