CYRANO

CADA DIA

Cada mañana,

el dios de los vientos

acaricia sutilmente

tu bello rostro.

 

Esparciendo en la atmosfera,

el suave aroma de tu piel,

impregnando a la naturaleza,

las aves silvan dulcemente

las flores radiantes . . . . .

abren sus petalos, al percibirlo

en el ambiente.

 

Todo lo obscuro y gris,

cambia a luz y alegria

tu escencia todo lo transforma. 

Comentarios1

  • STELLA_CRISTINA

    MI GRAN QUERIDO AMIGO ,SOLO TE DIRÉ CON MI PORTÁTIL DESDE DONDE ESTOY EN UNA CLÍNICA DE PREFERENCIA ME GUSTAN TUS LETRAS Y ES MI MEJOR PLACER LEERTE .TU AMIGA STELLA,



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.