Nik Corvus Corone Cornix

Quizá me Proteja algún Angel Bondadoso

Su gentil surco y cálida parábola
mediante la cual observa cosas sin sentido,
moviéndose hasta acariciar
mi mirada con la suya,
casi convirtiendo noche en mañana..

La fina y malgastada
horda de ventanas abiertas
que son sus manos hacia mi,
las suelta libres en pos de las mias
como saltos dejando verter cataratas,
moviendo un aire que ya
no obedece a temperatura..

Y por fin me toca su dulce contemplar y sé,
que nadie me proteje ante su Luz,
aunque no necesite de algún ángel protector
puesto que de estrellas es su mera presencia.

Mas cuánto importa controlarse
ante el maravillar, el pensar
en la posibilidad de mojar estos labios juglares
junto a su boca?

Un gesto grandilocuente y vívido,
un martillo que vuelve a soplar
benevolente a mi corazón,
devolviendo vida, su sonrisa..

Ya no bifurca
la tendencia ni el apagar,
ya pleno un mirar
saborea bandadas milagrosas
entrando en córneas y propulsando
mi buenamaña..

Simplemente disfruto cual niño
la vida que recorre sus dedos,
sus brazos, su Todo.

Tanto, tanto deseo contagiarme
de su resplandecer hermoso y conciso..

Tanto me llena esa risa
y esa metódica forma
de no dañarme jamás..

Quizá mis ojos ya ven
y sienten, ofrecen
mucho más sentidos a mi corazón.

Porqué? Porqué eres tan
divina, tan fresca como esta noche?
Tanto quiero serte valioso
y ya no defraudarte..

Aún en finas capas de sueño,
mi vertiente rumbo minado de felicidad
ya no me aqueja y ya glorioso,
me atrevo a sentir y a decir
que es Amor lo que mi voz
dice a tus oidos de hada..

..por las noches y en otros universos..

Mientras a su beso en mis labios
ofrezco gratitud inmortal..

Comentarios1

  • ninfadora

    ¡holaa!
    querido Nik
    esplendido poema y metaforicas ideas me dejaste sin palbras
    simplemente hermoso.
    un beso y un abrazo



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.