Xema

Halcón

Los años me piden tu escritura,

La vida añéjese en tus labios

Y el tinte de mis palabras

Cae entre tus cabellos.

 

Rizado arcoíris,

Mántrax de pasiones

Y lucidez de los antaño

Tocados por el saxofón.

 

Ni la delicada rosa

Pronuncia tu piel,

Ni el longevo arte

Hace una escena tuya

Y tampoco la música

Emite tus sonidos.

 

Apoyada en la vieja casona,

El techo rustico de pobres cinceles;

Un tocadiscos mata tu semblante

Y la vieja locomotora te trae entre sus recuerdos.

 

Déjame irme por los valles

Y deja mis alas alzarse para volar

porque quiero ser un halcón surcador de los aires

llenos de nuevas fragancias.

 

Por eso parto y la calle longeva

Me ve irme sin reparo y miedo

Porque voy siendo feliz por el amor dejado

En tu pecho almidonado.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.