pablo1083

Te Observo

Te observo, ávidos mis ojos recorren la sinuosidad de la geografía de tu cuerpo.

Mis trémulas, espasmódicas manos, anhelan vehementemente el rose tu piel.

La indescriptible tonalidad de tus ojos, pardos, ámbar, cobrizos quizás, eclipsan mi razón.

Y llevan a mi corazón a una anarquía total, de la que eres única soberana.

Tu, tan magnánima, tan sublime, excelsa, tan inestimable, enalteces mi sórdida existencia.

Te observo, incrédulo, escéptico, mi corazón te sabe mía, aunque la razón disienta.

Súbitamente tus ojos se posan sobre los míos, mi corazón se estremece.

Mi respiración se acelera, mis labios… convulsos mis labios se estremecen.

Siento la calidez de tus labios sobre los míos, al tiempo que mi temor se desvanece.

La inmensidad del universo se reduce,

Sus límites no superan más allá de las paredes que hoy son testigos de nuestra pasión,

Te observo, el tiempo se detiene, y la existencia mía solo encuentra su razón en tus labios.


 

Comentarios1

  • Isabella Jara

    pfffffffff
    Cuanto amor, amigo!
    Te felicito!!!



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.