Lucy Shines

EL ÚLTIMO GRITO (Cuento)

Escuché un grito agudo, un grito que se apagó en la noche.

Aún así, no me preocupé demasiado, aunque algo en el aire me transportó una angustia que no alcancé a entender en ese momento. Incluso con esa opresión en mi pecho, a esas horas avanzadas, me venció el sueño.

En el departamento contiguo los gritos y golpes no eran sucesos extraños.  Se escuchaban cada tanto, sobre todo de noche, aunque a veces también a la siesta. Luego reinaba la calma, una calma aparente, un presagio tal vez, de esas trágicas tinieblas.

A la mañana siguiente un alboroto me sacudió y la verdad es que no me agradan ese tipo de despertares. Me asomé y alcancé a ver por mi ventana un móvil policial estacionado en la puerta del edificio.

Luego que me lavé y despejé la cara, abordé la calle. Me uní a la multitud que se agolpaba allí, murmurando entre sí. En ese momento vi que sacaban a mi vecino esposado y recién entonces comprendí. Escuché sus lamentos, repitiendo que la amaba, que había sido un accidente, que no había querido hacer eso, que no…

Acudieron a mi mente las imágenes que se mezclaban con ese extraño grito. Recordé que hace un mes aproximadamente, me acerqué a ella cuando vi su rostro amoratado. Entre sollozos me relató algo de su amarga vida de pareja, que su intención era alejarse de él, pero que no sabía cómo ni cuando, que él siempre regresaba con algún regalo y le decía cuanto la quería y cuanto lamentaba lo ocurrido, que además lo hacía por los niños, que no sabía cómo iba a mantenerlos sin el padre, que él finalmente la había convencido de abandonar ese puesto de secretaria en el que había trabajado hasta su primer embarazo, así podría dedicarles mas tiempo y no tendría que dejarlos a merced de desconocidos, pero luego todo había resultado diferente, que ahora no sabía qué hacer con su vida, que cuando estaba bien, él era el único que le brindaba cariño, que… Ante mi insistencia, accedió a realizar la denuncia y fuimos juntas a la comisaría más cercana. Luego, para mi desilusión, alguien me comentó que la había retirado. Intenté aproximarme a ella nuevamente, pero pude darme cuenta que me esquivaba.

 

Finalmente se llevaron su joven y frágil cuerpo cubierto por una manta. Ese cuerpo que había estado habitado por un alma que sentía, que amaba y sufría, pero que no supo salvarse a tiempo, entregándose a la muerte. Dos pequeños niños, que apenas habían comenzado su existencia, quedaban desamparados. Es probable que algún familiar se ocupe de ellos, aunque sus vidas quedarán marcadas para siempre. Pero para ella, ya era tarde para recibir ningún tipo de auxilio.

Nadie acudió esa noche ante su grito desgarrador, el último grito que aún retumba en mi mente.

 

 

Todos los derechos reservados para © Susy Espeche. Prohibida la venta y reproducción de esta propiedad intelectual.

Comentarios12

  • ivan semilla

    TRISTE ULTIMO GRITO DESGARRADOR!!!
    LA VIOLENCIA DE GENERO ESTA CERCADA AMIGA!!!
    A FUERZA DE PELEAR ESTA CEDIENDO. FALTA ES CIERTO, PEROM ESTO AYUDA TAMBIEN A AHOGAR AQUELLOS GRITOS CON ESTOS.
    ABRAZO GRANDE
    TE FELICITO, VALIENTE Y CIERTO.

  • colombiana

    excelente escrito amiga, te felicito por compartir en este foro, ha sido grato leertee.

    con aprecios

    colombiana deja un saludo

  • FIDEL HERNANDEZ

    La realidad siempre superará a la ficción en algunos aspectos y éste es uno de ellos.
    Te invito a que entres en mi perfil y que leas un tema de hace unos días titulado: "Te quiero pero es que no me entinedes" No deseo que mo comentes ni me des puntuación, simplemente quiero que lo leas y que sirva también de complementario a este comentario ( y no te pierdas la canción que colgué junto con el poema) Te repito: no es para que comentes, sólo es para complementar esta narración tuya.
    Un fortísimo abrazo, amiga

  • Jorge G Sifuentes

    Sorprendidos a veces nos mostramos a una realidad como si fuese cosa de otro mundo cuando eso esta tan cerca para remediar...
    gracias por compartir...
    un beso

    • Lucy Shines

      Gracias a ti por leer y comentar mi cuento. Cariños y felicidades

    • le mont blanc

      Ya todo Dicho:

      tener conciencia, y pregonar por el fin de esta injusticia sin razón.

      Cariños L.M

    • FELINA

      Amiga Susy, este relato está más cerca de la realidad que lo que tú crees, eso sucede a diario, mujeres que no escuchan, son maltratadas, pero no se puden safar del yugo, del maltrato por el marido o compañero.
      Me encantó tu poema, sirve de reflexión para aquellos que aún están a tiempo de cambiar las cosas.
      Recibe mis abrazos.

    • la negra rodriguez

      Terrible histora bellamente narrada, estas cosas suceden a diario en cualquier parte del mundo.
      besos.

      • Lucy Shines

        Gracias por tu comentario, amiga, q bueno volver a tener noticias tuyas, aunq tal vez soy yo q ando poco por aqui. Cariños desde Argentina

      • Veronica Amador Merida

        Tus letras expresan una triste realidad que viven muchas mujeres.
        Fue un gusto leerte.

        • Lucy Shines

          Gracias Vero, por pasar por mi relato y dejar tu comentario. Cariños desde Argentina

        • JUSTO ALDÚ

          Susy, comenzaré por decirte que veo gran inclinación en tu persona por la prosa, ya sea cuento breve, prosa poética, etc. Escribes claramente y en tus dos últimas entregas has demostrado un buen léxico, ideas bien desarrolladas y bien planteados los elementos esenciales del cuento. El nudo y el desenlace, así como la enseñanza o moraleja están claramente definidos. Yo te exhorto a continuar en éste género. En tu país hay excelentes expositores que pueden servirte para pulir aún más el estilo, ya de por sí excelente que tienes.

          Por otra parte la enseñanza que refleja el cuento es una triste realidad como bien lo han dicho, que debe ser condenada a nivel mundial y erradicada en todas sus variantes.

          Saludos,

        • Elo

          Un cuento muy bien narrado y que te atrapa de principio a fin!!! Me gustó mucho leerlo, aunque me dejo con un sabor amargo y triste, ¿Cómo puede existir eso, pues que les corre por la sangre a esos abusadores?

          Felicitaciones, un placer haber pasado por tu rinconcito amiga!!!

          Saluditos!!!
          Un beso.

        • Diluz

          Recién hoy he podido leerlo Susy, tremendamente estremecedor mas aún porque siendo de ficción no deja de ser tan cierta esa violencia de género que yace tan bien encubierta lamentablemente por el mismo ser que la sufre. El amor tristemente muchas veces se convierte en miedo y sometimiento.
          Un beso grande, amiga
          Diluz

        • CRISSSA

          Tu cuento me ha dejado helada
          pero e sla cruda realidad que muchos viven
          ese demonio q hay de la violencia y que desgraciadamente se hereda
          deberiamos cortar ese cordón
          pero creo q el unico q puede es Dios
          si no nos acercamos a el como
          pero si no nos enseñarona acercarnos a el a pedirle
          a darle amor
          nosolo pedirle?
          es dificil
          la persona se forma con la niñez
          +desde la niñez
          depues es tan dificil
          un abrazo amiga



        Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.