ferchu71

Buda

De lo no manifiesto

Es lo que nace.

Y se hace carne cuando es sentido

Porque ya no es lo que yace.

Para que cobre vida lo vivido

Como si fuera el último viaje

 

Y en un pensar de ojos

De quien no quiere vivir su parte

La suerte vive a su antojo

De un paisaje que no es su arte

Y lucha con un simple manojo

De siete pétalos de descarte

 

El vacio añora su parte

Y revolotea en positivo

Conmovedor y altivo

Nos revela su cadencia

y crea y se recrea

con miradas comunes

con materia de mareas

como una ciudad inmune

a los cambios en la pradera

 

Nacido como pincel

No reconoce sus tintas

hasta que una locura moribunda

lo haga martillo y cincel

y redoblen las campanas ajenas

que no son ni malas ni buenas

solo en la mente suenan

 

 

¿hasta donde llegarás con tu morada?

¿de qué lado esconderás el alba?

Y cuando se haga trino la sordera

Escucharás de otra manera

Un paisaje tras otro

Como tu media flor de primavera

Comentarios1

  • vincen

    Nacido como pincel

    No reconoce sus tintas

    hasta que una locura moribunda

    lo haga martillo y cincel

    y redoblen las campanas ajenas

    que no son ni malas ni buenas

    solo en la mente suenan

    exelente poema amigo

    • ferchu71

      Gracias Vicen, por tu comentario y por tu valoraciĆ³n.Te mando un gran abrazo.
      Fernando



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.